Menú Cerrar

las quejas de los empresarios de comercio exterior por cambios aduaneros que vienen


La Dian no quiere prorrogar más la fecha para adoptar dos sistemas que agilizarán los procesos de comercio exterior porque ya les había dado plazo a los usuarios para el cambio. Pero estos se quejan de demoras en las reglamentaciones y en la adopción del nuevo sistema informático.

En marzo de 2020 dejan de operar dos sistemas que permitían a los empresarios del país importar y exportar productos de manera más expedita: el Altex, para los usuarios altamente exportadores y UAP, para los Usuarios Aduaneros Permanentes. A partir de esa fecha serán reemplazados por otros dos sistemas: el Usuario de Confianza y el Operador Económico Autorizado, OEA, que generan mayores ventajas que los anteriores.

Pero, aunque la eliminación de los dos primeros sistemas y su reemplazo por los nuevos ya estaban contemplados desde 2016, los empresarios han puesto el grito en el cielo. La queja principal es que muchos no podrán estar listos para el cambio a las nuevas figuras de agilización de procesos aduaneros que entran en vigencia en marzo de 2020. Pero la Dian les advirtió que no contempla ampliarles los plazos pues el proceso estaba anunciado con suficiente anticipación. ¿Qué ha generado estas tensiones?

Nicolás Potdevin, director de Aduanas en la firma de abogados Gómez Pinzón, asegura que en este momento se registra una crisis en la institucionalidad aduanera del país por dos temas fundamentales: primero, que el Estatuto Aduanero definió una vigencia escalonada de la norma, lo cual dilató la expedición de muchos decretos reglamentarios y segundo, que hasta el momento no ha entrado en vigencia el sistema informático de la Dian que les permita adoptar los cambios, asegura Potdevin.

Lea también: Exportaciones en Bolivia crecen un 9% en 2018 

En otras palabras, que por culpa de las dilaciones en las normas de la Dian y falta de operatividad de su nuevo sistema informático han retrasado las decisiones para pasarse a los nuevos esquemas OEA y Usuario de Confianza.

A esto suman la alarma que les genera el alto costo, excesivos trámites y largo proceso para cumplir todos los requisitos que se exigen en el sistema OEA. Si bien hay coincidencia en que adoptarlo les traerá enormes beneficios a las empresas de comercio exterior, no todas cuentan con los recursos para adoptarlo.

En el caso de los Usuarios de Confianza, un formato que resulta mucho más asequible para las empresas colombianas, el principal problema es que la Dian no ha puesto en operación su nuevo sistema informático y por esta razón todavía nadie ha iniciado un proceso para quedar bajo esta clasificación.

Pero la Dian tiene la percepción de que las quejas obedecen, en buena medida, a que los empresarios han dejado todo para última hora sus tareas y no se han preparado para los cambios que con suficiente anticipación se han adoptado. Por esa razón la entidad les ha dicho que no está dispuesta a ampliar la vigencia de los sistemas Altex y UAP, porque desde 2016 ya conocían los cambios.

Razones para la prórroga

Las autorizaciones de usuarios Altex y UAP operan desde 1999, cuando la autoridad aduanera decidió generar esquemas que agilizaran los procesos y facilitaran las labores de comercio exterior en el país. Estas figuras ofrecen beneficios como la posibilidad de pagar las nacionalizaciones de mercancías de manera consolidada, durante los cinco primeros días del mes siguiente, y no en la medida en que vayan llegando durante un mes. Esto genera un alivio a la caja de los empresarios pero además implica menores trámites.

Otra de las ventajas de los sistemas que vencen en 2020 es que permiten crear una garantía global sobre la totalidad de las mercancías que se mueven y no exige pólizas individuales. Estas mismas ventajas junto con otras muy atractivas, quedarán incorporadas para quienes opten por convertirse en usuarios Operadores Económicos Autorizados, OEA. Pero aunque los beneficios son enormes, los costos y requisitos son bastante complejos y por eso menos de una veintena de empresas ya lo han adoptado. El Usuario de Confianza es una figura que resulta más económica para los empresarios, pero exige que esté en operación un sistema de riesgos en la Dian que solo se puede crear si existe un buen sistema informático. Y por ahora no está listo.

La derogatoria de los sistemas Altex y UAP se contempló en el Estatuto Aduanero de 2016 y estaba planeado para terminar su vigencia en marzo de 2020. Pero Potdevin dice que aunque los empresarios esperaban que los cuatro años serían suficientes para ajustar sus procesos y estar listos para el cambio, las demoras en la Dian no lo permitieron.

Para los empresarios, la solución a la situación de incertidumbre que hoy viven es que la Dian prorrogue la vigencia de las figuras Altex y UAP y ponga en marcha el nuevo sistema informático. Para la Dian, es fundamental que las empresas se pongan al día en los trámites y adopten los procesos que ya les habían anunciado desde 2016. Pero de la búsqueda de una solución concertada entre unos y otros dependerá que el comercio exterior siga funcionando a buen ritmo.

Fuente: Revista Dinero