Menú Cerrar

Animaciones, golosinas y otras exportaciones poco conocidas

SE ENVÍA MUCHO MÁS  QUE CAFÉ Y PETRÓLEO

Colombia vende más de 5.200 productos diferentes en los mercados internacionales. Cifras del Gobierno muestran que cada vez se diversifica más la canasta exportadora.

Aunque sean los productos que más se venden y sobresalen en el exterior, Colombia no solo exporta petróleo, café y rosas. De hecho, la canasta exportadora colombiana es tan amplia que va desde el diseño y el desarrollo de software hasta golosinas que son furor en Costa Rica, como es el caso de éxito de la empresa Súper Alimentos, la que fabrica el Supercoco. Además, las cifras muestran que el país está mostrando señales claras de diversificación en sus ventas en el exterior.

Flavia Santoro, presidenta de Procolombia, explica que “el país exporta más de 5.200 productos distintos a la minería y el petróleo, en especial a los países con los que tiene un acuerdo comercial vigente. De hecho, la participación de los sectores no minero-energéticos en las ventas internacionales ha ganado terreno en los últimos años, ubicándose en un 40 %, mientras que hace cinco años era del 27 %”.

Santoro agrega que “hoy el país no es solo conocido por el café, las flores o el banano, pues hay empresarios que llegan a todos los rincones del mundo con desarrollo de software, videojuegos y animación, frutas exóticas frescas y procesadas, confecciones de alto valor agregado, cosméticos, materiales de construcción y partes para vehículos y aviones, por mencionar solo algunos ejemplos”.

En esta diversificación en la canasta exportadora colombiana no solo participan grandes corporaciones. El Espectador conoció el caso de Team Toon Studio, una pequeña empresa a 13 kilómetros de Barranquilla, en el municipio de Puerto Colombia, que elabora animaciones para una compañía de la India. El servicio que ofrecen va desde la creación del guion hasta el montaje final y han colaborado con la producción de otras series animadas originarias de Estados Unidos y el Reino Unido.

Este caso sobresale porque el Gobierno aprobó hace un par de meses el primer Programa de Interés Nacional Estratégico (PINE) en servicios, enfocado precisamente en la producción audiovisual. Tal apuesta se dio porque, según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la producción audiovisual puede llegar a exportar más de US$220 millones al año. Y empresas como Team Toon confirman el potencial de este sector en el exterior.

Otro buen ejemplo de diversificación es la Ladrillera Casablanca, que lleva 12 años exportando a países como Honduras, El Salvador, Panamá, Costa Rica, Puerto Rico, República Dominicana, Chile, Ecuador y Uruguay, y además está en negociaciones para empezar a mandar sus productos a Perú.

Asimismo, los productos que se exportan por cadena también revelan información interesante sobre artículos colombianos que se están abriendo paso en el exterior. En la categoría de químicos y ciencias de la vida sobresalen casos como el dióxido de manganeso electrolítico, con US$8 millones en exportaciones al año a mercados como Tailandia, Japón y Polonia; el ácido cítrico, con US$40 millones de ventas anuales en Estados Unidos, Filipinas e Israel; el polipropileno (PP), con exportaciones de US$380 anuales a mercados como Brasil, México y Perú, y el policloruro de vinilo (PVC), con envíos de US$280 millones anuales a la India, Brasil y Estados Unidos.

Tanto el Gobierno como los diferentes gremios exportadores colombianos coinciden en que es necesario que se logre aprovechar mejor los 16 pactos comerciales (entre ellos nueve TLC) para que se pueda seguir diversificando la canasta exportadora colombiana. En el caso de Estados Unidos, la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (Amcham Colombia), María Claudia Lacouture, explica que “la agroindustria sigue demostrando su potencial de diversificación (en las exportaciones), además es un sector que puede contribuir al desarrollo del posconflicto. Los cítricos, la tilapia y el aguacate hass son algunos casos de éxito en el mercado estadounidense”.

Queda claro entonces que Colombia tiene una rica y creciente canasta exportadora y si se mantiene la tendencia puede que dentro de algunos años los combustibles ya no sean el rubro que más pese dentro de las exportaciones colombianas (con casi el 60 %). Por esto, no le sorprenda que cuando viaje al exterior vea cosméticos, dulces y hasta producciones audiovisuales con el sello colombiano.

*Tema desarrollado en alianza con Procolombia. 

Fuente: El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × four =